miércoles, 11 de marzo de 2009

Concurso de Libro ilustrado Nostra Ediciones


http://www.nostraediciones.com

1 comentario:

Esmeralda dijo...

Sobre el fallo declarado desierto del concurso invenciónes:

Soy una simple ciudadana amiga de uno de los participantes en el certamen INVENCIONES,
joven ilustrador con una obra valiosa y con la dignidad suficiente para participar en un concurso como el que esta editorial ha organizado.
Conozco el trabajo de los jurados, Ilustradores de reconocidas trayectorias y a quienes respalda una bella obra,
sin embargo les manifiesto que el fallo de la primer categoría que ha sido declarado desierto, deja un muy mal sabor de boca,
me lo deja a mí (vieja lectora de cuentos infantiles ilustrados) y pienso yo que lo deja en varios de los participantes,
sobre todo en aquellos que invirtieron: creatividad, esfuerzo, mucho tiempo, dinero (no poco) y su ánimo de, si bien no ganar, si tener la OPORTUNIDAD, como alguna vez la tuvieron los expertos jurados, de dar a conocer su obra en un contexto de INTERCAMBIO, DE ESTIMULO A LA LABOR CREATIVA, DE PROYECCIÓN Y DIFUSIÓN,
todo lo cual ha resultado fallido en este PRIMER concurso al declararlo desierto.
Si en verdad tuvieron un gran número de participantes de Iberoamérica (tanto que aplazaron la fecha para la entrega de trabajos)
¿no se da a entender con su fallo, que se concideran muy pobres las propuestas actuales en Iberoamérica?
¿Y de verdad esto estimulará la nueva labor creativa? ¿De verdad fueron todos tan malos como para desperdiciar tantos recurzos invertidos (creativos, humanos y financieros)?
¿No le parece incluso un desperdicio de papel, tintas, envíos, jurados, promoción etc?

Sé que esta Editorial se precia mucho de tener un perfil Humanista y Profesional, pero en cuestión de creatividad y sensibilidad, y vaya de humanidad,
pienso que la modestia debería tener un mejor lugar, si es que realmente estamos dispuestos a estimular con verdadera convicción, a los jóvenes y no tan jóvenes creadores de Iberoamérica.
Tal vez mi comentario les parezca un reclamo, pero en suma, sólo pretende ser un cuestionamiento a la curiosa práctica de declarar premios DESIERTOS cuando en realidad hay todo un potencial creativo que ha sido desechado (y curiosamente bajo argumentos de expertos creativos).

Sólo recuerden la ilustración de una célebre caja (dibujada de una manera muy precaria por cierto), una caja en la cual un piloto dibujó a un cordero, y piensen ustedes, si un niño, quien será finalmente el feliz lector de un cuento ilustrado, requiere de largas deliberaciones artísticas para disfrutar de una imagen que simplemente lo haga soñar, reír, jugar, pensar...

GRACIAS, si han tenido ustedes la amabilidad de leer este mensaje.