martes, 12 de julio de 2011

PASTE: Ben Wilson



En esta ciudad existen millones de cosas que podrían hacerte enojar cada día, una de ellas es sin duda pisar un chicle. Tras muchos minutos de forcejear con tu zapato y el chicle además de soportar la mirada burlona de los extraños y la furia en nuestro interior,  podemos continuar con nuestras actividades casi con normalidad aunque siempre con alguna secuela por ese terrible acontecimiento. Todos odiamos los chicles en el piso.
Todos menos Ben Wilson que en lugar de aborrecerlos los utiliza como lienzo para crear diminutas obras de arte.
Este ingles decidió hacer este increíble Arte Urbano Miniatura desde 1998 sumando hasta ahora mas de 10,000 pinturas que se esconden por ahí llenando de color todo el Reino Unido y algunos lugares de Europa.


Los invitamos a saborear estas diminutas maravillas.