jueves, 15 de mayo de 2008

Estudio de caso

Saludos camaradas de causa y oficio, escribo estas líneas a raíz de un prospecto de encargo de ilustraciones que me ha solicitado y de cuyo caso deseo saber su opinión, si este comentario les merece una, o la experiencia suya en casos similares, si es que esta existe, me explico:

Ayer por la noche (19:35) se comunico a mi teléfono móvil la asistente de un reconocido editor y ex-ilustrador (No daré nombres por aquí por que aun no se si este blog también funcionara para fichar a los editores rastreros que fastidian a su gremio y al nuestro, pero si quieren saber por correo o por teléfono les digo de quien se trata), pidiéndome “el favor”¿? de “ayudarle”¿? a hacer un grosero de montón de ilustraciones, 11 en total, que yo encuentro de alto grado de complejidad, en muy poco tiempo, cerca de 4 días y 14 horas, le pregunte que cuanto iba pagar la editorial por este encargo, a lo que me respondió amablemente que no sabia ¡¿¿??! , pues eso lo determinaba su jefe, este editor que les digo, hasta que el libro estuviera acabado… mala cosa.

Le pedí hasta mañana (hoy) para decirle si tomaba o no el encargo, y no es que me abunden los encargos como para andar rechazando trabajo, pero tengo que trabajar en un par de encargos que ya van un tanto rezagados y que lo cierto es que me importan más.

Revisando la materia del encargo, por correo electrónico, que me pretenden comisionar, me doy cuenta de que necesitaría por lo menos cuatro días para hacer los bocetos y una semana y media más para acabar y presentar las ilustraciones de manera decorosa sin sobre-trabajar las mismas, recuerden que quien sabe cuanto van a pagar, eso sin contar que pudiera haber correcciones y que este encargo es un “bomberazo”, lo que es lo mismo “Las ilustraciones y el ilustrador se han quedado hasta el final del presupuesto de tiempo y a lo mejor hasta del presupuesto de dinero” y ya tengo bien claro que esta editorial paga igual tanto encargos ordinarios como “bomberazos” (maldito sea el que se saco del forro de los calzones este termino), pero buehh…

La tendencia al momento de escribir estas líneas es que voy a pedirle más que los cuatro días que sugiere para entregar este encargo, por lo menos dos semanas, de jodido, y que haga lo posible por conseguirme un aproximado de cuanto van a pagar antes de poner manos a la obra, de otra forma no tomare el encargo.

El punto de todo esto es que deseo saber si algún otro miembro del ilustradero se ha enfrentado a una situación similar ¿Como les ha ido?¿Cómo la han librado? ¿La han librado? ¿Han perdido clientes por no rebajar la calidad de su trabajo, ni trabajar a ciegas? ¿La calidad no importa aunque no sepas cuanto vas a cobrar? ¿Un trato así es inaceptable? ¿Aquí se aplica el que si uno acepta un trato así, condena a los que le precedan a aceptar putadillas iguales o peores? ¿Si le pegan a uno nos pegan a todos?

Saludos y en el camino andamos.
-O
Desde las tierras altas de Iztapalapa, en la Citta Mostro
Escuchando “Perdóname mi amor por ser tan guapo”, versión Charlie Montana

6 comentarios:

Abril dijo...

qué mal Octavio. Deberías ver el post que puso hace como un mes Enrique Torralba, donde platicaba su experiencia con una editora de Jus. Y que la falta de trabajo no sea causa de que te paguen ni te den menos tiempo para hacerlo. Creo que Enrique estableció bien cómo hay que poner las condiciones bajo las cuales queremos trabajar. En fin, ojalá resuelvas bien todo, saludos!

Maestro Lara dijo...

Hola Octavio. Yo creo que todos hemos pasado por la amarga experiencia de los bomberazos, depende de varias cosas, pero si es preciso que sepas bajo que condiciones estas trabajando, sobre todo tratandose de dineros, no veo ningun inconveniente en que te expliquen claramente cuanto te van a pagar y cuando. Mi recomendación es que no hagas "bomberazos" porque te condenas a hacer "bomberazos" toda la vida. Hay quienes hacen acuarelas, hay quienes entregan unos bellisimos trabajos a lapiz, hay quien se especializa en hacer dibujo de animales, pero siempre los peor pagados seran los que hacen "bomberazos". No pienses que protejes al gremio si no aceptas el trabajo, piensa en protejerte a ti mismo y a tu trabajo.

Enrique Torralba dijo...

Hola Octavio, te lo han dicho ya, que ganas de este trabajo aparte de que te paguen, ( y en este , aún no lo sabes), y que arriesgas, preguntate, si profesionalemente te conviene, sobre todo , porque las cosas no son claras, y si sería bueno que te hicieras de cierta fama, como ilustrador que se avienta clavados en pleno concreto.

Jimena Sanchez dijo...

Aqui en Barcelona hemos hablado de eso. Una de mis maestras dice que aqui en Barcelona las cosas se hacen muy claras, sabes cuanto ganas, te hacen contrato... todas las cosas que parecen de cuento de hadas. Pero nos comentaba que en Madrid siempre te quieren dar el trabajo y cuando les preguntas de dinero te dicen.... luego lo hablamos.
Pues ella decía lo mismo que dicen todos, que es uno el que se da a respetar en este negocio.
Yo he rechazado trabajos donde se ve que la gente quiere abusar de tu confianza. Como dices tal vez no estamos para andar rechazando trabajos, pero creo que tampoco andamos para trabajar como esclavos.

Octavio Jimènez dijo...

Agradezco sus opiniones y experiencias al respecto, creanme las tengo en gran estima.
Yo pense que no era tan comun esta practica, pero parece que no es asi.
Les comento, no tome el encargo, no siento culpa por ello ni mucho menos,faltaba más, lo que más podria joderme es que eventualmente algun otro colega tomara el encargo, con las misma condiciones o peores.

Seria comodo pensar:"Pus alla ellos", bien comodo de verdad.

Si lei el post que pego antes Enrique, se que esta jodido, pero creo que lo más jodido es que se estan volviendo costumbre este tipode casos, tanto para explotadores como explotados, sin animo de endilgar tareas a quien no las quiere debo decir que TENEMOS TAREA EXTRA

cecilia varela dijo...

Hola Octavio, para mí si no sabes cuanto vas a cobrar no deberias ni agarrar el lápiz.
A poco cuando alguien entra en un trabajo en relacion de dependencia no negocia el sueldo? O por lo menos te dicen cuanto te van a pagar.
Siempre cuida tu trabajo, si tu sientes que un bomberazo lo puedes hacer sin problema en esos tiempos y la calidad de tu trabajo se mantiene en alto, pues adelante, sino no.
Ese es mi parecer.
Me parece bien que no lo hayas aceptado, porque respetaste tu trabajo y tu tiempo.
abrazos!